Gatos, Historias

Llegan cuando los necesitas

Han pasado ya dos años desde que papá se fue… tan repentina e inesperada como solo la muerte puede serlo, obviamente fueron momentos difíciles, en cosa de nada me vi en un proceso del que nunca fui consciente que llegaría, es un golpe duro, un golpe que te regresa a la tierra y te hace recordar que eres un adulto de una manera muy dolorosa. 

En ese entonces vivía en otra ciudad así que después del funeral tuve que volver y pasar mi duelo alejada de mi familia y como se imaginaran, eso lo hizo aún más difícil, afortunadamente tenía cerca a personas que al día de hoy les agradezco infinitamente haber estado conmigo en ese proceso.

Las cosas no han sido sencillas, cada cierto tiempo el recuerdo y el dolor regresan y la pregunta es ¿en algún momento se ira?… supongo que no, pero al menos espero que se vuelva más llevadero conforme pasa el tiempo.

Una de las cosas que ese año me dio un poco de alegría fue la llegada de un par de gatitos bebés, llegaron al edificio donde trabajaba a buscar comida y no pude evitar comprar una bolsa de croquetas y alimentarlos XD… conforme pasaron los días el vinculo se empezó a desarrollar, a pesar de que eran gatitos callejeros y no se dejaba tocar, ya había cierta interacción.

El señor orejitas negras – Foto AFV

Nunca había sido una persona de mascotas y hasta ese momento juraba que no lo sería, pero esto confirmo lo que un día leí en internet… “Cuando lo necesites un gato te será asignado y llegará sin ser llamado” y pues aquí comenzó mi historia gatuna… pero les contaré más de eso después

Mientras tanto, bienvenidos a Mi gato y yo :3

El señor Drácula – Foto AFV

Future Image by Phan Minh Cuong An from Pixabay